13.4 C
Cartagena
martes, marzo 5, 2024
CartagenaMáscara de Carnaval, por Aniceto Valverde Conesa

Máscara de Carnaval, por Aniceto Valverde Conesa

 

La ciudad es como una persona, late, bulle. Como ser vivo palpita con las sensaciones que nos hacen temblar a los humanos: con el amor, la ternura, la pasión. La historia de la ciudad es como la vida de una persona. Su infancia es la Edad Antigua, cuyos vestigios arqueológicos pueblan el subsuelo de nuestra ciudad. La fiesta que conmemora aquella primera edad es la de los Cartagineses y Romanos. De la misma forma, la Semana Santa es el espíritu barroco, manierista, la exageración para exaltación del drama, de la representación de la Pasión de Jesucristo. Todo tiene su forma, su cauce para ser expresado y puede que hasta su época del año para ser conmemorado.

 

El Carnaval es la ciudad modernista. La ciudad alegre y burguesa. La mascarada que encubre la cotidianeidad no para obviar los problemas, sino para exorcizarlos haciéndoles burla de alguna manera. El Carnaval son esos edificios disfrazados. Las ‘casitas como de cuento’ que inspiró Gaudí. El Arte Nuevo que nos trajeron aquí Pedro Cerdán. Víctor Beltrí y Tomás Rico Valarino. Wssel de Guimbarda, en lo que a la pintura se refiere. Edificios de fantasía como las casas Pedreño, Cervantes o Maestre. Los balcones o miradores con forma de antifaces. La vegetación petrificada en balaustradas y forjados. Los dioses estampados en cerámica en las fachadas o vitrificados en multicolores vidrieras.  El estallido de los sentidos, el imperio de las sensaciones. Y todo ello en una época de desarrollo técnico y del espíritu emprendedor y comercial; una época a la que la actual, también a caballo entre dos siglos, uno cree se va pareciendo cada vez más. Los puestos de flores que hubo en la Glorieta de San Francisco. O los establecimientos que debió haber también en el Pasaje Conesa. El Café Imperial y la Confitería Royal. Y junto a ello la creación, en 1883, de la Escuela de Capataces de Minas y Conductores Maquinistas, con sede en la Real Sociedad Económica de Amigos del País. La inauguración, con discurso de Unamuno, en 1903, de las primeras Escuelas Graduadas de España. Y tantas y tantas cosas así.

Por eso ahora que es Carnaval, y la ciudad es moderna y modernista, la máscara y el disfraz son como el ‘Ensanche’ de uno, como esa ampliación de la ciudad que fue trazada en aquella época entre los siglos XIX y XX..

 

Aniceto Valverde Conesa
Aniceto Valverde

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7 + 2 =

Síguenos en redes

7,650FansMe gusta
910SeguidoresSeguir
1,177SeguidoresSeguir
154SuscriptoresSuscribirte

Lo más visto hoy

Ultimas Entradas

Artículos relacionados

- Advertisement -

LO + VISTO ESTA SEMANA